Psicoterapia Centrada en la Persona

IDEAS NUCLEARES EN EL ENFOQUE CENTRADO EN LA PERSONA


Si bien hay una diversidad de conceptos en la teoría de Carl Rogers, existen algunos que ofrecen la posibilidad de tener una idea mínima sobre el ECP.

1.- Tendencia actualizante:

Desde este enfoque consideramos que la persona posee una orientación innata hacia el crecimiento, adaptación y desarrollo de sus potencialidades. Este concepto refiere a una tendencia hacia la supervivencia, autorregulación, satisfacción de necesidades y desarrollo del individuo, que estará mediado por las condiciones ambientales.

2.- Noción del yo:

Es el conjunto de percepciones que tiene el individuo sobre sí mismo, el entorno y los demás. Es una configuración organizada, que se forma por la influencia de demandas internas (valoración organísmica) y las demandas externas (valoración condicional).

3.- Centrado en la Persona/Cliente:

Significa que las intervenciones del terapeuta se basan en la experiencia que comunica el cliente, y no en las evaluaciones o diagnósticos que hace el profesional. El terapeuta acompaña la experiencia del cliente, sin imponer sus puntos de vista, por el contrario, busca facilitar que sea el cliente quien perciba de forma más amplia sus experiencias, vea más opciones para sus problemas y descubra que tiene los recursos para tomar sus decisiones.

Respecto a la terapia, Rogers describió seis condiciones para que ocurra el cambio, de esas seis, tres corresponden a las actitudes básicas del terapeuta (empatía, consideración positiva e incondicional y congruencia)

1.- Contacto Psicológico:

Rogers plantea que entre terapauta y cliente debe existir una relación mínima, un encuentro que permita generar un vínculo.

2.- El cliente se encuentra en un estado de incongruencia:

El consultante busca ayuda cuando se encuentra con alguna incomodidad, percibe que algo en su vida no funciona bien, se siente ansioso, vulnerable, etc. También implica una intención de hacer algo, de querer cambiar.

3.- El terapeuta muestra un comprensión empática por la experiencia del cliente:

El terapeuta tiene como función captar el marco de referencia del cliente y comunicarle su comprensión. La empatía implica el interés del terapeuta, y el esfuerzo por centrarse en la experiencia del cliente, sin imponer la suya, y sin posicionarse como un experto que dirige al cliente.

4.- El terapeuta es congruente en la relación:

El terapeuta desde este enfoque está atento a sus sentimientos, pensamientos y acciones durante la sesión, es consciente de sus experiencias, y las comunica cuando percibe que será beneficioso para el proceso del cliente.

5.- El terapeuta muestra consideración positiva e incondicional por el cliente:

El terapeuta no hace juicios de la experiencia del cliente, por el contrario, acoge y se muestra receptivo a los distintos sentimientos que expresa el cliente en sesión. Evita los juicios, positivos y negativos.

6.- El cliente percibe las actitudes del terapeuta:

Para Rogers es importante que el cliente perciba que el terapeuta es empático, aceptante y congruente. No sirve que sólo el terapeuta se perciba con estas actitudes, debe vivenciarlas y además saber comunicarlas.

LÍNEAS DE DESARROLLO EN EL ECP

(puede hacer clic sobre cada título para ver la descripción de cada una)